Pirámide original encontrada debajo de dos pirámides exteriores en Chichén Itzá en Yucatán

Pirámide original encontrada debajo de dos pirámides exteriores en Chichén Itzá en Yucatán

Una pirámide dentro de una pirámide dentro de una pirámide: eso es lo que los arqueólogos dijeron haber encontrado en el antiguo sitio maya de Chichén Itza en la península de Yucatán en el extremo sur de México.

Los arqueólogos han encontrado una segunda subestructura, posiblemente la más antigua, debajo de las dos pirámides más externas en El Castillo de Chichén Itza, un monumento donde los investigadores creen que la gente de Yucatán adoraba a Kukulkan o Quetzalcoatl, la serpiente emplumada del antiguo México y América Central. Los antiguos construyeron las tres pirámides en fases sucesivas.

Es posible que esta estructura más pequeña, que un investigador comparó con una muñeca rusa para anidar o una muñeca matrioska, se descubrió anteriormente, en la década de 1940. Pero este año, los científicos que utilizaron un proceso de imágenes llamado tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o ERT-3D, dijeron que han encontrado la pirámide mucho más pequeña debajo de las dos pirámides ya conocidas. Aunque todavía tienen que excavarlo, es posible que tenga una escalera hacia un altar en la parte superior.

La estructura visible (ver foto arriba), conocida como El Castillo o el Castillo, mide alrededor de 58 a 59 metros (190 a 195 pies) de cada lado. La siguiente pirámide intermedia debajo de ella mide 32 metros (105 pies) por lado y 20 metros (65 pies) de altura. Toda la estructura se construyó sobre un río subterráneo o un cenote.

El enorme templo de El Castillo, de 1.000 años de antigüedad, se encuentra precariamente sobre un profundo sumidero y a los expertos les preocupa que la pirámide completa eventualmente colapse, como informó Ancient Origins en 2015.

Debajo de las dos pirámides más grandes y externas se encuentra la tercera estructura, mucho más pequeña, encontrada este año por un equipo del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México utilizando la tecnología ERT-3D. Mide unos 10 metros (32 pies) de altura. La estructura más pequeña e interna no está alineada tan bien con las dos estructuras encima.

"Si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos sobre los habitantes del primer período", dijo a Associated Press la arqueóloga Denisse Lorenia Argote del Instituto Nacional de Antropología e Historia (vía CBS News).

El dios serpiente emplumada del Codex Borgia, un libro del México precolombino. ( Foto de Wikimedia Commons )

Los arqueólogos creen que la pirámide más interna puede datar entre 500 y 800 d.C. y es de lo que ellos llaman el "estilo maya puro", que no tiene la influencia de otras civilizaciones y culturas mesoamericanas.

Los arqueólogos creen que el pueblo maya de Chichén Itza construyó la última pirámide, la que se ve a simple vista, alrededor del año 900 d.C. El libro El arte y la arquitectura de la América antigua por George Kubler estima que la pirámide intermedia puede haber sido construida unos 50 años antes que la estructura exterior.

La cabeza de esta serpiente en El Castillo puede indicar que el templo piramidal era un lugar sagrado para Quetzalcoatl, conocido en México y América Central como la serpiente emplumada y el dios y creador del viento. ( Foto de Wikimedia Commons / Frank Kovalchek)

Kukulkan o la serpiente emplumada, era un dios del viento, el sol y un dios creador para la gente de todo México y América Central. Dice el Diccionario estándar Funk & Wagnalls de folclore, mitología y leyenda:

Al mismo tiempo, era un dios creador, el 'sol' durante una de las encarnaciones anteriores del mundo, y el dios que fue a Mictlan, el inframundo, de donde trajo los huesos de personas de los mundos anteriores y, rociando su propia sangre sobre ellos, los convirtió en seres humanos. Fue un héroe cultural, porque trajo el maíz a la humanidad, los instruyó en el arte de tejer algodón, pulir jade, hacer mantos de plumas y enseñó a la gente a comprender el calendario y los movimientos de las estrellas.


México descubre la pirámide original en las ruinas mayas de Chichén Itzá

El año pasado, los arqueólogos que utilizaron técnicas de imaginación eléctrica encontraron que la pirámide, que también se conoce como El Castillo, fue construida sobre un río subterráneo o cenote.

Los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que una pirámide más pequeña está encapsulada debajo del templo visible.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían detectado una estructura aún más pequeña dentro de las otras dos estructuras. Usando lo que se llama tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o & # 8220ERT-3D, & # 8221, encontraron una estructura de 10 metros (yarda) de altura dentro de la pirámide & # 8216intermedia & # 8217 de 20 metros (yarda) de altura que estaba cubierta. en la última etapa de construcción, quizás alrededor del 900 d.C.

La arqueóloga Denisse Lorenia Argote dijo: "Si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos sobre los habitantes del primer período" del sitio.

Argote, de México & # 8217s Instituto Nacional de Antropología e Historia, dijo que la primera estructura puede ser en el estilo & # 8220puro Maya & # 8221 entre 500 y 800 d.C.

El profesor de antropología de la Universidad de California, San Diego, Geoffrey Braswell, que no participó en el último proyecto pero que ha realizado una investigación en Chichén Itzá, dijo que el descubrimiento puede ser nuevo o puede ser una estructura detectada en la década de 1940.

Braswell dijo que mientras excavaba en la pirámide de capa intermedia en la década de 1940, un arqueólogo encontró una tercera plataforma enterrada dentro de ella.

& # 8220 El túnel era inestable, por lo que sabemos muy poco sobre esta plataforma, & # 8221 Braswell escribió. & # 8220 Parece ser mucho más pequeño que las dos pirámides exteriores y no está perfectamente alineado dentro de ellas. & # 8221

La imagen de computadora distribuida por los investigadores también mostró una estructura subyacente que no estaba del todo alineada con las capas posteriores.

Braswell comparó la pirámide de Kukulkán con una muñeca rusa, con cada capa encapsulando a otra. Pero en la parte inferior, puede haber más de una plataforma encapsulada.

& # 8220 Para complicar las cosas, & # 8221 Braswell escribió, & # 8220, la tercera muñeca rusa que se muda puede ser en realidad una de un conjunto de varias muñecas pequeñas que traquetean dentro del mismo caparazón. Simplemente no lo sabemos. & # 8221

René Chávez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma y el Instituto de Geofísica # 8217, dijo que la estructura inicial parecía tener una escalera y quizás un altar en la parte superior que podría haber sido rellenado y conservado. Se ha cartografiado la estructura, pero no está claro si se excavará.

& # 8220Dado que nadie ha excavado esta estructura & # 8230 es difícil decir con certeza si es uno de los edificios más antiguos del sitio & # 8221 Braswell. & # 8220Pero esto es bastante posible. & # 8221


Expertos mexicanos dicen hallada pirámide original en Chichén Itzá

El templo de Kukulkan en Chichén Itzá, México Crédito: AP

Sigue al autor de este artículo

Siga los temas de este artículo

Los arqueólogos han descubierto lo que podría ser la estructura original construida en la pirámide de Kukulkan en las ruinas mayas de Chichén Itzá, dijeron expertos el miércoles.

El año pasado, los arqueólogos que utilizaron técnicas de imágenes eléctricas encontraron que la pirámide, que también se conoce como El Castillo, fue construida sobre un río subterráneo o cenote.

Los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que una pirámide más pequeña está encapsulada debajo del templo visible.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían detectado una estructura aún más pequeña dentro de las otras dos estructuras.

Usando lo que se llama tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o & quotERT-3D & quot; encontraron una estructura de 10 metros (33 pies) de altura dentro de la pirámide 'intermedia' de 20 metros (66 pies) de altura que estaba cubierta por la última etapa de construcción. , quizás alrededor del 900 d.C.

La arqueóloga Denisse Lorenia Argote dijo: "Si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos sobre los habitantes del primer período [del sitio]".

La Sra. Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, dijo que la primera estructura puede ser del estilo "maya puro" de entre 500 y 800 d.C.

G eoffrey Braswell, profesor de antropología de la Universidad de California en San Diego, que no participó en el último proyecto pero que ha realizado una investigación en Chichén Itzá, dijo que el descubrimiento puede ser nuevo o puede ser una estructura detectada en la década de 1940.

Braswell dijo que mientras excavaba en la pirámide de capa intermedia en la década de 1940, un arqueólogo encontró una tercera plataforma enterrada dentro de ella.

"El túnel era inestable, por lo que sabemos muy poco sobre esta plataforma", escribió Braswell. `` Parece ser mucho más pequeño que las dos pirámides exteriores y no está perfectamente alineado dentro de ellas ''.

La imagen de computadora distribuida por los investigadores también mostró una estructura subyacente que no estaba del todo alineada con las capas posteriores.

Braswell comparó la pirámide de Kukulkán con una muñeca rusa, con cada capa encapsulando a otra. Pero en la parte inferior, puede haber más de una plataforma encapsulada.

"Para hacer las cosas más complicadas", escribió Braswell, "la tercera muñeca rusa que se muda puede ser en realidad una de un conjunto de varias muñecas pequeñas que traquetean dentro del mismo caparazón. Simplemente no lo sabemos. & quot

R ene Chávez, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma, dijo que la estructura inicial parecía tener una escalera y tal vez un altar en la parte superior que podría haber sido rellenado y conservado. La estructura ha sido mapeada, pero no está claro si será excavada.

--Dado que nadie ha excavado esta estructura. Es difícil decir con certeza si es uno de los edificios más antiguos del lugar ”, dijo Braswell. `` Pero esto es bastante posible ''.


Contenido

El nombre maya "Chichén Itzá" significa "En la desembocadura del pozo del Itzá". Esto se deriva de chi ', que significa "boca" o "borde", y chʼen o chʼeʼen, que significa "bien". Itzá es el nombre de un grupo de linaje étnico que ganó el dominio político y económico del norte de la península. Una posible traducción de Itza es "encantador (o encantamiento) del agua", [5] de su (itz), "hechicero" y decir ah, "agua". [6]

El nombre esta escrito Chichén Itzá en español, y los acentos a veces se mantienen en otros idiomas para mostrar que ambas partes del nombre están acentuadas en su sílaba final. Otras referencias prefieren la ortografía maya, Chichén Itzá (pronunciado [tʃitʃʼen itsáʔ]). Esta forma conserva la distinción fonémica entre chʼ y ch, ya que la palabra base chʼeʼen (que, sin embargo, no se acentúa en maya) comienza con una consonante africada ejectiva postalveolar. La palabra "Itzaʼ" tiene un tono alto en la "a" seguida de una oclusión glotal (indicada por el apóstrofe). [ cita necesaria ]

La evidencia en los libros de Chilam Balam indica otro nombre anterior para esta ciudad antes de la llegada de la hegemonía itzá al norte de Yucatán. Si bien la mayoría de las fuentes coinciden en que la primera palabra significa siete, existe un debate considerable sobre la traducción correcta del resto. Este nombre anterior es difícil de definir debido a la ausencia de un único estándar de ortografía, pero se representa de diversas maneras como Uuc Yabnal ("Seven Great House"), [7] Uuc Hab Nal ("Seven Bushy Places"), [8] Uucyabnal ("Siete grandes gobernantes") [2] o Uc Abnal ("Siete líneas de Abnal"). [nb 3] Este nombre, que data del período Clásico Tardío, está registrado tanto en el libro de Chilam Balam de Chumayel como en los textos jeroglíficos de las ruinas. [9]

Chichén Itzá se encuentra en la parte oriental del estado de Yucatán en México. [10] El norte de la península de Yucatán es kárstico y los ríos del interior corren bajo tierra. Hay cuatro sumideros naturales visibles, llamados cenotes, que podrían haber proporcionado abundante agua durante todo el año en Chichén, lo que lo hace atractivo para el asentamiento. De estos cenotes, el "Cenote Sagrado" o Cenote Sagrado (también conocido como el Pozo Sagrado o Pozo del Sacrificio), es el más famoso. [11] En 2015, los científicos determinaron que hay un cenote escondido debajo de Kukulkan, que nunca ha sido visto por los arqueólogos. [12]

Según fuentes posteriores a la conquista (mayas y españolas), los mayas precolombinos sacrificaron objetos y seres humanos en el cenote como una forma de adoración al dios maya de la lluvia Chaac. Edward Herbert Thompson dragó el Cenote Sagrado de 1904 a 1910 y recuperó artefactos de oro, jade, cerámica e incienso, así como restos humanos. [11] Un estudio de restos humanos tomados del Cenote Sagrado encontró que tenían heridas consistentes con sacrificios humanos. [13]

Varios arqueólogos a fines de la década de 1980 sugirieron que, a diferencia de las organizaciones políticas mayas anteriores del Clásico Temprano, Chichén Itzá puede no haber sido gobernado por un gobernante individual o un solo linaje dinástico. En cambio, la organización política de la ciudad podría haber sido estructurada por un "multepal"sistema, que se caracteriza por el gobierno a través de un consejo compuesto por miembros de linajes gobernantes de élite. [14]

Esta teoría fue popular en la década de 1990, pero en los últimos años, la investigación que apoyaba el concepto del sistema "multepal" ha sido cuestionada, si no desacreditada. La tendencia actual de la creencia en la erudición maya es hacia el modelo más tradicional de los reinos mayas de las tierras bajas del sur del Período Clásico en México. [15]

Chichén Itzá fue una gran potencia económica en las tierras bajas del norte de los mayas durante su apogeo. [16] Al participar en la ruta comercial circunpeninsular a través del agua a través de su puerto de Isla Cerritos en la costa norte, [17] Chichén Itzá pudo obtener recursos no disponibles localmente de áreas distantes como obsidiana del centro de México y oro de sur de Centroamérica.

Entre el 900 y el 1050 d. C., Chichen Itza se expandió para convertirse en una poderosa capital regional que controlaba el norte y centro de Yucatán. Estableció Isla Cerritos como puerto comercial. [18]

El diseño del núcleo del sitio de Chichén Itzá se desarrolló durante su primera fase de ocupación, entre el 750 y el 900 d.C. [19] Su diseño final se desarrolló después del 900 d. C., y el siglo X vio el surgimiento de la ciudad como una capital regional que controlaba el área desde el centro de Yucatán hasta la costa norte, con su poder extendiéndose por las costas este y oeste de la península. . [20] La fecha jeroglífica más antigua descubierta en Chichén Itzá es equivalente al 832 d. C., mientras que la última fecha conocida se registró en el templo de Osario en 998. [21]

Establecimiento

La ciudad del Clásico Tardío se centró en el área al suroeste del cenote Xtoloc, con la arquitectura principal representada por las subestructuras que ahora subyacen a Las Monjas y el Observatorio y la plataforma basal sobre la que se construyeron. [22]

Ascendencia

Chichén Itzá alcanzó prominencia regional hacia el final del período Clásico Temprano (aproximadamente 600 d.C.). Sin embargo, fue hacia el final del Clásico Tardío y en la primera parte del Clásico Terminal cuando el sitio se convirtió en una importante capital regional, centralizando y dominando la vida política, sociocultural, económica e ideológica en las tierras bajas mayas del norte. La ascensión de Chichén Itzá se correlaciona aproximadamente con el declive y la fragmentación de los principales centros de las tierras bajas mayas del sur.

A medida que Chichén Itzá subió a la fama, las ciudades de Yaxuna (al sur) y Cobá (al este) estaban sufriendo un declive. Estas dos ciudades habían sido aliados mutuos, y Yaxuna dependía de Cobá. En algún momento del siglo X, Cobá perdió una porción significativa de su territorio, aislando a Yaxuna, y Chichén Itzá pudo haber contribuido directamente al colapso de ambas ciudades. [23]

Disminución

Según algunas fuentes mayas coloniales (por ejemplo, el Libro de Chilam Balam de Chumayel), Hunac Ceel, gobernante de Mayapán, conquistó Chichén Itzá en el siglo XIII. Hunac Ceel supuestamente profetizó su propio ascenso al poder. Según la costumbre en ese momento, se creía que los individuos arrojados al Cenote Sagrado tenían el poder de la profecía si sobrevivían. Durante una de esas ceremonias, afirman las crónicas, no hubo supervivientes, por lo que Hunac Ceel saltó al Cenote Sagrado y, cuando lo sacaron, profetizó su propia ascensión.

Si bien existe alguna evidencia arqueológica que indica que Chichén Itzá fue saqueada y saqueada, [24] parece haber mayor evidencia de que no pudo haber sido por Mayapán, al menos no cuando Chichén Itzá era un centro urbano activo. Los datos arqueológicos ahora indican que Chichén Itzá declinó como centro regional en 1100, antes del surgimiento de Mayapán. La investigación en curso en el sitio de Mayapán puede ayudar a resolver este enigma cronológico.

Después de que cesaron las actividades de élite de Chichén Itzá, es posible que la ciudad no haya sido abandonada. Cuando llegaron los españoles, encontraron una población local próspera, aunque las fuentes españolas no aclaran si estos mayas vivían en Chichén Itzá propiamente dicho o en un asentamiento cercano. La densidad de población relativamente alta en la región fue un factor en la decisión de los conquistadores de ubicar una capital allí. [25] Según fuentes posteriores a la conquista, tanto españolas como mayas, el Cenote Sagrado siguió siendo un lugar de peregrinaje. [26]

Conquista española

En 1526, el conquistador español Francisco de Montejo (un veterano de las expediciones de Grijalva y Cortés) solicitó con éxito al rey de España una carta para conquistar Yucatán. Su primera campaña en 1527, que cubrió gran parte de la península de Yucatán, diezmó sus fuerzas pero terminó con el establecimiento de un pequeño fuerte en Xaman Haʼ, al sur de lo que hoy es Cancún. Montejo regresó a Yucatán en 1531 con refuerzos y estableció su base principal en Campeche en la costa oeste. [27] Envió a su hijo, Francisco Montejo el Joven, a fines de 1532 a conquistar el interior de la península de Yucatán desde el norte. El objetivo desde el principio fue ir a Chichén Itzá y establecer una capital. [28]

Montejo el Joven finalmente llegó a Chichén Itzá, a la que rebautizó como Ciudad Real. Al principio no encontró resistencia y se dispuso a dividir las tierras alrededor de la ciudad y dárselas a sus soldados. Los mayas se volvieron más hostiles con el tiempo y, finalmente, sitiaron a los españoles, cortando su línea de suministro a la costa y obligándolos a atrincherarse entre las ruinas de la antigua ciudad. Pasaron los meses, pero no llegaron refuerzos. Montejo el Joven intentó un asalto total contra los mayas y perdió 150 de sus tropas restantes. Se vio obligado a abandonar Chichén Itzá en 1534 al amparo de la oscuridad. Para 1535, todos los españoles habían sido expulsados ​​de la península de Yucatán. [29]

Montejo finalmente regresó a Yucatán y, al reclutar mayas de Campeche y Champotón, construyó un gran ejército indio-español y conquistó la península. [30] La corona española más tarde emitió una concesión de tierras que incluía a Chichén Itzá y en 1588 era un rancho de ganado en funcionamiento. [31]

Historia moderna

Chichén Itzá entró en el imaginario popular en 1843 con el libro Incidentes de viaje en Yucatán por John Lloyd Stephens (con ilustraciones de Frederick Catherwood). El libro relata la visita de Stephens a Yucatán y su recorrido por las ciudades mayas, incluida Chichén Itzá. El libro motivó otras exploraciones de la ciudad. En 1860, Désiré Charnay inspeccionó Chichén Itzá y tomó numerosas fotografías que publicó en Cités et ruines américaines (1863).

Los visitantes de Chichén Itzá durante las décadas de 1870 y 1880 llegaron con equipo fotográfico y registraron con mayor precisión el estado de varios edificios. [32] En 1875, Augustus Le Plongeon y su esposa Alice Dixon Le Plongeon visitaron Chichén y excavaron una estatua de una figura de espaldas, las rodillas levantadas, la parte superior del torso levantada sobre los codos y una placa en el estómago. Augustus Le Plongeon lo llamó "Chaacmol" (luego rebautizado como "Chac Mool", que ha sido el término para describir todos los tipos de estatuas que se encuentran en Mesoamérica). Teobert Maler y Alfred Maudslay exploraron Chichén en la década de 1880 y ambos pasaron varias semanas en el sitio y tomaron extensas fotografías. Maudslay publicó la primera descripción larga de Chichén Itzá en su libro, Biología Centrali-Americana.

En 1894, el cónsul de Estados Unidos en Yucatán, Edward Herbert Thompson, compró la Hacienda Chichén, que incluía las ruinas de Chichén Itzá. Durante 30 años, Thompson exploró la ciudad antigua. Sus descubrimientos incluyeron la talla más antigua sobre un dintel en el Templo de la Serie Inicial y la excavación de varias tumbas en el Osario (Templo del Sumo Sacerdote). Thompson es más famoso por dragar el Cenote Sagrado (Cenote Sagrado) de 1904 a 1910, donde recuperó artefactos de oro, cobre y jade tallado, así como los primeros ejemplos de lo que se creía que eran telas y telas mayas precolombinas. armas de madera. Thompson envió la mayor parte de los artefactos al Museo Peabody de la Universidad de Harvard.

En 1913, la Carnegie Institution aceptó la propuesta del arqueólogo Sylvanus G. Morley y se comprometió a realizar una investigación arqueológica a largo plazo en Chichén Itzá. [33] La Revolución Mexicana y la siguiente inestabilidad del gobierno, así como la Primera Guerra Mundial, retrasaron el proyecto una década. [34]

En 1923, el gobierno mexicano otorgó a la Institución Carnegie un permiso de 10 años (luego extendido por otros 10 años) para permitir a los arqueólogos estadounidenses realizar una extensa excavación y restauración de Chichén Itzá. [35] Los investigadores de Carnegie excavaron y restauraron el Templo de los Guerreros y el Caracol, entre otros edificios importantes. Al mismo tiempo, el gobierno mexicano excavó y restauró El Castillo (Templo de Kukulcán) y el Gran Juego de Pelota. [36]

En 1926, el gobierno mexicano acusó a Edward Thompson de robo, alegando que robó los artefactos del Cenote Sagrado y los sacó de contrabando del país. El gobierno se apoderó de la Hacienda Chichén. Thompson, quien estaba en los Estados Unidos en ese momento, nunca regresó a Yucatán. Escribió sobre su investigación e investigaciones de la cultura maya en un libro. Gente de la Serpiente publicado en 1932. Murió en Nueva Jersey en 1935. En 1944, la Corte Suprema de México dictaminó que Thompson no había violado ninguna ley y devolvió Chichén Itzá a sus herederos. Los Thompson vendieron la hacienda al pionero del turismo Fernando Barbachano Peon. [37]

Ha habido dos expediciones posteriores para recuperar artefactos del Cenote Sagrado, en 1961 y 1967. La primera fue patrocinada por National Geographic y la segunda por intereses privados. Ambos proyectos fueron supervisados ​​por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México. El INAH ha realizado un esfuerzo continuo para excavar y restaurar otros monumentos en la zona arqueológica, incluido el Osario, Akab Dzib y varios edificios en Chichén Viejo (Viejo Chichen).

En 2009, para investigar la construcción anterior a El Castillo, los arqueólogos yucatecos comenzaron excavaciones adyacentes a El Castillo bajo la dirección de Rafael (Rach) Cobos.

Chichén Itzá fue una de las ciudades mayas más grandes, con la arquitectura relativamente densamente agrupada del núcleo del sitio que cubre un área de al menos 5 kilómetros cuadrados (1,9 millas cuadradas). [2] La arquitectura residencial de menor escala se extiende por una distancia desconocida más allá de esto. [2] La ciudad se construyó sobre un terreno accidentado, que fue nivelado artificialmente para construir los principales grupos arquitectónicos, con el mayor esfuerzo en la nivelación de las áreas de la pirámide del Castillo, Las Monjas, Osario y Main Southwest. grupos. [10]

El sitio contiene muchos edificios de piedra fina en varios estados de conservación, y muchos han sido restaurados. Los edificios estaban conectados por una densa red de calzadas pavimentadas, llamado sacbeob. [nb 4] Los arqueólogos han identificado más de 80 sacbeob entrecruzando el sitio, [10] y extendiéndose en todas direcciones desde la ciudad. [38] Muchos de estos edificios de piedra se pintaron originalmente en colores rojo, verde, azul y morado. Los pigmentos se eligieron de acuerdo con lo que estaba más fácilmente disponible en el área. El sitio debe ser imaginado como colorido, no como lo es hoy. Al igual que las catedrales góticas en Europa, los colores proporcionaron una mayor sensación de integridad y contribuyeron en gran medida al impacto simbólico de los edificios. [39]

La arquitectura abarca varios estilos, incluidos los estilos Puuc y Chenes del norte de la península de Yucatán. [2] Los edificios de Chichén Itzá están agrupados en una serie de conjuntos arquitectónicos, y cada conjunto estuvo en un momento separado del otro por una serie de muros bajos. Los tres más conocidos de estos complejos son la Gran Plataforma Norte, que incluye los monumentos del Templo de Kukulcán (El Castillo), el Templo de los Guerreros y el Gran Juego de Pelota El Grupo Osario, que incluye la pirámide del mismo nombre así como el Templo de Xtoloc y el Grupo Central, que incluye el Caracol, Las Monjas y Akab Dzib.

Al sur de Las Monjas, en una zona conocida como Chichén Viejo (Chichén Viejo) y sólo abierta a los arqueólogos, se encuentran varios otros complejos, como el Grupo de la Serie Inicial, Grupo de los Dinteles y Grupo del Castillo Viejo.

Estilos arquitectonicos

La arquitectura de estilo Puuc se concentra en el área del Viejo Chichen, y también las estructuras anteriores en el Grupo de Monjas (incluyendo los edificios Las Monjas, Anexo y La Iglesia) también está representada en la estructura Akab Dzib. [40] El edificio de estilo Puuc presenta las habituales fachadas superiores decoradas con mosaicos característicos del estilo, pero difieren de la arquitectura del corazón de Puuc en sus muros de mampostería de bloques, a diferencia de los finos revestimientos de la región Puuc propiamente dicha. [41]

Al menos una estructura en el Grupo Las Monjas presenta una fachada ornamentada y una entrada enmascarada que son ejemplos típicos de la arquitectura de estilo Chenes, un estilo centrado en una región en el norte del estado de Campeche, que se encuentra entre las regiones Puuc y Río Bec. [42] [43]

Las estructuras con escritura jeroglífica esculpida se concentran en determinadas zonas del sitio, siendo la más importante el grupo Las Monjas. [21]

Grupos de arquitectura

Gran plataforma norte

Templo de Kukulcán (El Castillo)

Dominando la Plataforma Norte de Chichén Itzá se encuentra el Templo de Kukulcán (una deidad maya serpiente emplumada similar al Quetzalcoatl azteca). El templo fue identificado por los primeros españoles en verlo, como El Castillo ("el castillo"), y regularmente se lo conoce como tal. [44] Esta pirámide escalonada mide unos 30 metros (98 pies) de altura y consta de una serie de nueve terrazas cuadradas, cada una de aproximadamente 2,57 metros (8,4 pies) de altura, con un templo de 6 metros (20 pies) de altura en la cima. [45]

Los lados de la pirámide tienen aproximadamente 55,3 metros (181 pies) en la base y se elevan en un ángulo de 53 °, aunque eso varía ligeramente para cada lado. [45] Las cuatro caras de la pirámide tienen escaleras salientes que se elevan en un ángulo de 45 °. [45] El talud las paredes de cada terraza se inclinan en un ángulo de entre 72 ° y 74 °. [45] En la base de las balaustradas de la escalera noreste hay cabezas talladas de una serpiente. [46]

Las culturas mesoamericanas superpusieron periódicamente estructuras más grandes sobre las más antiguas, [47] y el Templo de Kukulcán es un ejemplo de ello. [48] ​​A mediados de la década de 1930, el gobierno mexicano patrocinó una excavación del templo. Después de varias salidas en falso, descubrieron una escalera debajo del lado norte de la pirámide. Cavando desde arriba, encontraron otro templo enterrado debajo del actual. [49]

Dentro de la cámara del templo había una estatua de Chac Mool y un trono en forma de jaguar, pintado de rojo y con manchas de jade incrustado. [49] El gobierno mexicano excavó un túnel desde la base de la escalera norte, hasta la escalera de la pirámide anterior hasta el templo oculto, y lo abrió a los turistas. En 2006, el INAH cerró el salón del trono al público. [50]

Alrededor de los equinoccios de primavera y otoño, al final de la tarde, la esquina noroeste de la pirámide proyecta una serie de sombras triangulares contra la balaustrada occidental en el lado norte que evoca la apariencia de una serpiente deslizándose por la escalera, que algunos estudiosos han sugerido es una representación de la deidad serpiente emplumada, Kukulcán. [51] Es una creencia generalizada que este efecto de luces y sombras se logró a propósito para registrar los equinoccios, pero la idea es muy poco probable: se ha demostrado que el fenómeno se puede observar, sin cambios importantes, durante varias semanas. alrededor de los equinoccios, por lo que es imposible determinar ninguna fecha observando este efecto solo. [52]

Gran juego de pelota

Los arqueólogos han identificado trece canchas de pelota para jugar el juego de pelota mesoamericano en Chichén Itzá, [53] pero la Gran Cancha de Pelota a unos 150 metros (490 pies) al noroeste del Castillo es de lejos la más impresionante. Es el campo de pelota más grande y mejor conservado de la antigua Mesoamérica. [44] Mide 168 por 70 metros (551 por 230 pies). [54]

Las plataformas paralelas que flanquean el área de juego principal tienen 95 metros (312 pies) de largo cada una. [54] Las paredes de estas plataformas se encuentran a 8 metros (26 pies) de altura [54] en el centro de cada una de estas paredes son anillos tallados con serpientes emplumadas entrelazadas. [54] [nb 5]

En la base de los altos muros interiores hay bancos inclinados con paneles esculpidos de equipos de jugadores de pelota. [44] En un panel, uno de los jugadores ha sido decapitado, la herida emite chorros de sangre en forma de serpientes que se retuercen. [55]

En un extremo del Gran Juego de Pelota está el Templo del Norte, también conocido como el Templo del Barbudo (Templo del Hombre Barbado). [56] Este pequeño edificio de mampostería tiene un tallado en bajorrelieve detallado en las paredes internas, incluida una figura central que tiene un tallado debajo de la barbilla que se asemeja al vello facial. [57] En el extremo sur hay otro templo mucho más grande, pero en ruinas.

Construido en el muro este son los Templos del Jaguar. los Templo superior del jaguar da a la cancha de pelota y tiene una entrada custodiada por dos grandes columnas talladas en el conocido motivo de la serpiente emplumada. En el interior hay un gran mural, muy destruido, que representa una escena de batalla.

En la entrada del Templo Inferior del Jaguar, que se abre detrás de la cancha de pelota, hay otro trono de jaguar, similar al del templo interior de El Castillo, excepto que está muy gastado y le falta pintura u otra decoración. Las columnas exteriores y las paredes del interior del templo están cubiertas con elaborados bajorrelieves.

Estructuras adicionales

los Tzompantli, o Plataforma de calavera (Plataforma de los Cráneos), muestra la clara influencia cultural del altiplano central mexicano. A diferencia del tzompantli de las tierras altas, sin embargo, los cráneos fueron empalados verticalmente en lugar de horizontalmente como en Tenochtitlan. [44]

los Plataforma de las Águilas y los Jaguares (Plataforma de Águilas y Jaguares) está inmediatamente al este del Gran Juego de Pelota. [56] Está construido en una combinación de estilos maya y tolteca, con una escalera que asciende por cada uno de sus cuatro lados. [44] Los lados están decorados con paneles que representan águilas y jaguares que consumen corazones humanos. [44]

Esta Plataforma de Venus está dedicado al planeta Venus. [44] En su interior, los arqueólogos descubrieron una colección de grandes conos tallados en piedra, [44] cuyo propósito se desconoce. Esta plataforma se encuentra al norte de El Castillo, entre este y el Cenote Sagrado. [56]

los Templo de las Tablas es el más septentrional de una serie de edificios al este de El Castillo. Su nombre proviene de una serie de altares en la parte superior de la estructura que están sostenidos por pequeñas figuras talladas de hombres con los brazos en alto, llamados "atlantes".

los Baño de vapor Es un edificio único con tres partes: una galería de espera, un baño de agua y una cámara de vapor que funciona con piedras calientes.

Sacbe número uno Es una calzada que conduce al Cenote Sagrado, es la más grande y elaborada de Chichén Itzá. Este "camino blanco" tiene 270 metros (890 pies) de largo con un ancho promedio de 9 metros (30 pies). Comienza en un muro bajo a pocos metros de la Plataforma de Venus. Según los arqueólogos, hubo una vez un edificio extenso con columnas al comienzo del camino.

Cenote sagrado

La península de Yucatán es una llanura de piedra caliza, sin ríos ni arroyos. La región está llena de sumideros naturales, llamados cenotes, que exponen el nivel freático a la superficie. Uno de los más impresionantes es el Cenote Sagrado, que tiene 60 metros (200 pies) de diámetro [58] y está rodeado por escarpados acantilados que caen hasta el nivel freático a unos 27 metros (89 pies) más abajo.

El Cenote Sagrado era un lugar de peregrinaje para los antiguos mayas que, según fuentes etnohistóricas, realizaban sacrificios en tiempos de sequía. [58] Las investigaciones arqueológicas apoyan esto ya que miles de objetos han sido removidos del fondo del cenote, incluyendo material como oro, jade tallado, copal, cerámica, pedernal, obsidiana, concha, madera, caucho, tela, así como esqueletos. de niños y hombres. [58] [59]

Templo de los Guerreros

El complejo del Templo de los Guerreros consiste en una gran pirámide escalonada flanqueada por filas de columnas talladas que representan guerreros. Este complejo es análogo al Templo B en la capital tolteca de Tula, e indica alguna forma de contacto cultural entre las dos regiones. El de Chichén Itzá, sin embargo, fue construido a mayor escala. En la parte superior de la escalera en la cima de la pirámide (y que conduce hacia la entrada del templo de la pirámide) hay un Chac Mool.

Este templo encierra o sepulta una antigua estructura llamada El Templo del Chac Mool. La expedición arqueológica y restauración de este edificio fue realizada por la Carnegie Institution de Washington de 1925 a 1928. Un miembro clave de esta restauración fue Earl H. Morris, quien publicó el trabajo de esta expedición en dos volúmenes titulados Templo de los Guerreros. Se hicieron acuarelas de murales en el Templo de los Guerreros que se estaban deteriorando rápidamente luego de la exposición a los elementos después de aguantar durante siglos en los recintos protegidos que se estaban descubriendo. Muchos representan escenas de batalla y algunos incluso tienen imágenes tentadoras que se prestan a la especulación y el debate de destacados eruditos mayas, como Michael D. Coe y Mary Miller, sobre un posible contacto con marineros vikingos. [60]

Grupo de las mil columnas

A lo largo del muro sur del Templo de los Guerreros hay una serie de lo que hoy son columnas expuestas, aunque cuando la ciudad estaba habitada estas habrían soportado un extenso sistema de techos. Las columnas están en tres secciones distintas: Un grupo oeste, que extiende las líneas del frente del Templo de los Guerreros. Un grupo norte corre a lo largo del muro sur del Templo de los Guerreros y contiene pilares con tallas de soldados en bajorrelieve.

Un grupo del noreste, que aparentemente formó un pequeño templo en la esquina sureste del Templo de los Guerreros, contiene un rectángulo decorado con tallas de personas o dioses, así como animales y serpientes. El templo de la columna noreste también cubre una pequeña maravilla de la ingeniería, un canal que canaliza toda el agua de lluvia del complejo a unos 40 metros (130 pies) de distancia hacia una rejollada, un antiguo cenote.

Al sur del Grupo de las Mil Columnas hay un grupo de tres edificios más pequeños interconectados. los Templo de las Columnas Talladas Es un pequeño edificio elegante que consta de una galería frontal con un pasillo interior que conduce a un altar con un Chac Mool. También hay numerosas columnas con ricas tallas en bajorrelieve de unos 40 personajes.

Frente a la estructura se muestra una sección de la fachada superior con un motivo de xy o's. los Templo de las Mesas Pequeñas que es un montículo sin restaurar. Y el Templo de Thompson (denominado en algunas fuentes como Palacio de Ahau Balam Kauil ), un pequeño edificio de dos niveles que tiene frisos que representan jaguares (balam en maya), así como los glifos del dios maya Kahuil.

El Mercado

Esta estructura cuadrada ancla el extremo sur del complejo del Templo de los Guerreros. Se llama así por el estante de piedra que rodea una gran galería y un patio que los primeros exploradores teorizaron que se usaba para exhibir mercancías como en un mercado. Hoy, los arqueólogos creen que su propósito era más ceremonial que comercial.

Grupo Osario

Al sur del Grupo Norte hay una plataforma más pequeña que tiene muchas estructuras importantes, varias de las cuales parecen estar orientadas hacia el segundo cenote más grande de Chichén Itzá, Xtoloc.

El osario en sí mismo, como el Templo de Kukulkan, es un templo de pirámide escalonada que domina su plataforma, solo que en menor escala. Como su vecino más grande, tiene cuatro lados con escaleras a cada lado. Hay un templo en la parte superior, pero a diferencia de Kukulkan, en el centro hay una abertura en la pirámide que conduce a una cueva natural 12 metros (39 pies) más abajo. Edward H. Thompson excavó esta cueva a fines del siglo XIX, y debido a que encontró varios esqueletos y artefactos como cuentas de jade, nombró la estructura Templo de los Sumos Sacerdotes. Los arqueólogos de hoy no creen que la estructura fuera una tumba ni que los personajes enterrados en ella fueran sacerdotes.

los Templo de Xtoloc Es un templo recientemente restaurado fuera de la Plataforma Osario. Tiene vista al otro gran cenote en Chichén Itzá, llamado así por la palabra maya para iguana, "Xtoloc". El templo contiene una serie de pilastras talladas con imágenes de personas, así como representaciones de plantas, pájaros y escenas mitológicas.

Entre el templo de Xtoloc y el Osario hay varias estructuras alineadas: Plataforma de Venus, que es similar en diseño a la estructura del mismo nombre junto a Kukulkan (El Castillo), el Plataforma de las Tumbasy una estructura pequeña y redonda que no tiene nombre. Estas tres estructuras se construyeron en una fila que se extiende desde el Osario. Más allá de ellos, la plataforma de Osario termina en una pared, que contiene una abertura a un sacbe que corre varios cientos de pies hasta el templo de Xtoloc.

Al sur del Osario, en el límite de la plataforma, hay dos pequeñas edificaciones que los arqueólogos creen que fueron residencias de personajes importantes. Estos han sido nombrados como los Casa de los Metates y el Casa de las Mestizas.

Grupo Casa Colorada

Al sur del Grupo Osario hay otra pequeña plataforma que tiene varias estructuras que se encuentran entre las más antiguas de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

los Casa Colorada (Español para "Casa Roja") es uno de los edificios mejor conservados en Chichén Itzá. Su nombre maya es Chichanchob, que según el INAH puede significar "pequeños agujeros". En una cámara hay extensos jeroglíficos tallados que mencionan a los gobernantes de Chichén Itzá y posiblemente de la cercana ciudad de Ek Balam, y contienen una fecha maya inscrita que se correlaciona con el 869 d.C., una de las fechas más antiguas encontradas en todo Chichén Itzá.

En 2009, el INAH restauró una pequeña cancha de pelota que colindaba con la pared trasera de la Casa Colorada. [61]

Si bien la Casa Colorada se encuentra en buen estado de conservación, otros edificios del grupo, con una excepción, son montículos decrépitos. Un edificio está medio en pie, llamado La Casa del Venado (Casa de los Venados). El nombre de este edificio ha sido utilizado durante mucho tiempo por los mayas locales, y algunos autores mencionan que recibió su nombre de una pintura de ciervo sobre estuco que ya no existe. [62]

Grupo central

Las Monjas es una de las estructuras más notables de Chichén Itzá. Es un complejo de edificios del Clásico Terminal construido en el estilo arquitectónico Puuc. Los españoles nombraron este complejo Las Monjas ("Las Monjas" o "El convento"), pero era un palacio gubernamental. Justo al este hay un pequeño templo (conocido como el La Iglesia, "La Iglesia") decorada con elaboradas máscaras. [44] [63]

El grupo Las Monjas se distingue por su concentración de textos jeroglíficos que datan del Clásico Tardío al Terminal. Estos textos mencionan con frecuencia a un gobernante llamado Kʼakʼupakal. [21] [64]

El Caracol ("El Caracol") se encuentra al norte de Las Monjas. Es un edificio redondo sobre una gran plataforma cuadrada. Recibe su nombre de la escalera de caracol de piedra en el interior. Se teoriza que la estructura, con su ubicación inusual en la plataforma y su forma redonda (las otras son rectangulares, de acuerdo con la práctica maya), fue un protoobservatorio con puertas y ventanas alineadas a eventos astronómicos, específicamente alrededor del camino de Venus mientras atraviesa los cielos. [sesenta y cinco]

Akab Dzib se ubica al oriente del Caracol. El nombre significa, en maya yucateco, "Escritura oscura" "oscura" en el sentido de "misterioso". Un nombre anterior del edificio, según una traducción de glifos en la Casa Colorada, es Wa (k) wak Puh Ak Na, "la casa plana con el número excesivo de cámaras", y era la casa del administrador de Chichén Itzá, kokom Yahawal Choʼ Kʼakʼ. [66]

INAH completó una restauración del edificio en 2007. Es relativamente corto, solo 6 metros (20 pies) de alto, 50 metros (160 pies) de largo y 15 metros (49 pies) de ancho. La larga fachada orientada al oeste tiene siete puertas. La fachada este tiene solo cuatro portales, interrumpidos por una gran escalera que conduce a la cubierta. Aparentemente, este era el frente de la estructura y mira hacia lo que hoy es un cenote escarpado y seco.

El extremo sur del edificio tiene una entrada. La puerta se abre a una pequeña cámara y en la pared opuesta hay otra puerta, sobre la cual en el dintel hay glifos intrincadamente tallados, la escritura "misteriosa" u "oscura" que da nombre al edificio en la actualidad. Bajo el dintel de la jamba de la puerta hay otro panel tallado de una figura sentada rodeada de más glifos. Dentro de una de las cámaras, cerca del techo, hay una huella pintada a mano.

Chichen Viejo

Chichen Viejo (o Chichén Viejo en español) es el nombre que se le da a un grupo de estructuras al sur del sitio central, donde se concentra la mayor parte de la arquitectura estilo Puuc de la ciudad. [2] Incluye el Grupo de la Serie Inicial, el Templo Fálico, la Plataforma de la Gran Tortuga, el Templo de los Búhos y el Templo de los Monos.

Otras estructuras

Chichén Itzá también tiene una variedad de otras estructuras densamente empaquetadas en el centro ceremonial de aproximadamente 5 kilómetros cuadrados (1,9 millas cuadradas) y varios sitios subsidiarios periféricos.

Cuevas de Balankanche

Aproximadamente a 4 km (2,5 millas) al sureste de la zona arqueológica de Chichén Itzá se encuentra una red de cuevas sagradas conocidas como Balankanche (español: Gruta de Balankanche), Balamkaʼancheʼ en maya yucateco). En las cuevas, una gran selección de cerámica antigua e ídolos se pueden ver todavía en los lugares donde se dejaron en la época precolombina.

La ubicación de la cueva ha sido bien conocida en los tiempos modernos. Edward Thompson y Alfred Tozzer lo visitaron en 1905. A.S. Pearse y un equipo de biólogos exploraron la cueva en 1932 y 1936. E. Wyllys Andrews IV también exploró la cueva en la década de 1930. Edwin Shook y R.E. Smith exploró la cueva en nombre de la Carnegie Institution en 1954 y cavó varias trincheras para recuperar tiestos y otros artefactos. Shook determinó que la cueva había estado habitada durante un largo período, al menos desde el Preclásico hasta la era posterior a la conquista. [67]

El 15 de septiembre de 1959, José Humberto Gómez, guía local, descubrió una pared falsa en la cueva. Detrás de él encontró una extensa red de cuevas con cantidades significativas de restos arqueológicos intactos, que incluyen cerámica e incensarios tallados en piedra, implementos de piedra y joyas. El INAH convirtió la cueva en un museo subterráneo, y los objetos después de ser catalogados fueron devueltos a su lugar original para que los visitantes puedan verlos. en el lugar. [68]

Chichén Itzá es uno de los sitios arqueológicos más visitados de México en 2017, se estimó que recibió 2.1 millones de visitantes. [69]

El turismo ha sido un factor en Chichén Itzá durante más de un siglo. John Lloyd Stephens, quien popularizó el Yucatán Maya en la imaginación del público con su libro Incidentes de viaje en Yucatán, inspiró a muchos a hacer una peregrinación a Chichén Itzá. Incluso antes de la publicación del libro, Benjamin Norman y el barón Emanuel von Friedrichsthal viajaron a Chichen después de conocer a Stephens, y ambos publicaron los resultados de lo que encontraron. Friedrichsthal fue el primero en fotografiar Chichén Itzá, utilizando el daguerrotipo recientemente inventado. [70]

Después de que Edward Thompson en 1894 comprara la Hacienda Chichén, que incluía a Chichén Itzá, recibió un flujo constante de visitantes. En 1910 anunció su intención de construir un hotel en su propiedad, pero abandonó esos planes, probablemente a causa de la Revolución Mexicana.

A principios de la década de 1920, un grupo de yucatecos, dirigido por el escritor y fotógrafo Francisco Gómez Rul, comenzó a trabajar para expandir el turismo en Yucatán. Instaron al gobernador Felipe Carrillo Puerto a construir caminos hacia los monumentos más famosos, incluido Chichén Itzá. En 1923, el gobernador Carrillo Puerto inauguró oficialmente la carretera a Chichén Itzá. Gómez Rul publicó una de las primeras guías de viaje a Yucatán y las ruinas.

El yerno de Gómez Rul, Fernando Barbachano Peon (sobrino nieto del exgobernador de Yucatán, Miguel Barbachano), inició el primer negocio turístico oficial de Yucatán a principios de la década de 1920. Comenzó conociendo a los pasajeros que llegaban en barco a vapor a Progreso, el puerto al norte de Mérida, y persuadiéndolos de que pasaran una semana en Yucatán, después de lo cual tomarían el próximo barco de vapor hacia su próximo destino. Según los informes, en su primer año, Barbachano Peon solo pudo convencer a siete pasajeros de que abandonaran el barco y se unieran a él en una gira. A mediados de la década de 1920, Barbachano Peon convenció a Edward Thompson de que vendiera 5 acres (20.000 m 2) junto a Chichén para un hotel. En 1930, se inauguró el Hotel Mayaland, al norte de la Hacienda Chichén, que había sido absorbida por la Institución Carnegie. [71]

En 1944, Barbachano Peon compró toda la Hacienda Chichén, incluido Chichén Itzá, a los herederos de Edward Thompson. [37] Por esa misma época la Institución Carnegie completó su trabajo en Chichén Itzá y abandonó la Hacienda Chichén, que Barbachano convirtió en otro hotel de temporada.

En 1972, México promulgó la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas (Ley Federal sobre Monumentos y Sitios Arqueológicos, Artísticos e Históricos) que puso todos los monumentos precolombinos de la nación, incluidos los de Chichén Itzá, bajo propiedad federal. [72] Ahora había cientos, si no miles, de visitantes cada año a Chichén Itzá, y se esperaban más con el desarrollo de la zona turística de Cancún al este.

En la década de 1980, Chichén Itzá comenzó a recibir una afluencia de visitantes el día del equinoccio de primavera. Hoy varios miles se presentan para ver el efecto de luces y sombras en el Templo de Kukulcán durante el cual la serpiente emplumada parece arrastrarse por el costado de la pirámide. [nb 6] Los guías turísticos también demostrarán un efecto acústico único en Chichén Itzá: un aplauso ante el frente de la escalera de la pirámide de El Castillo producirá un eco que se asemeja al gorjeo de un pájaro, similar al del quetzal. según lo investigado por Declercq. [73]

Chichén Itzá, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es el segundo sitio arqueológico más visitado de México. [74] El sitio arqueológico atrae a muchos visitantes del popular centro turístico de Cancún, que hacen una excursión de un día en autobuses turísticos.

En 2007, el Templo de Kukulcán (El Castillo) de Chichén Itzá fue nombrado una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo después de una votación mundial. A pesar de que la votación fue patrocinada por una empresa comercial, y que su metodología fue criticada, la votación fue acogida por funcionarios gubernamentales y de turismo en México quienes proyectaron que como resultado de la publicidad el número de turistas a Chichén se duplicaría para el 2012. . [nb 7] [75] La publicidad resultante reavivó el debate en México sobre la propiedad del sitio, que culminó el 29 de marzo de 2010 cuando el estado de Yucatán compró el terreno sobre el que descansan los monumentos más reconocidos al propietario Hans Juergen Thies Barbachano. [76]

INAH, que administra el sitio, ha cerrado varios monumentos al acceso público. Si bien los visitantes pueden caminar a su alrededor, ya no pueden escalarlos ni entrar en sus cámaras. El acceso de escalada a El Castillo se cerró después de que una mujer de San Diego, California, cayera y muriera en 2006 [50].


Expertos dicen hallada pirámide original en ruinas mayas en México

CIUDAD DE MÉXICO - Los arqueólogos han descubierto lo que podría ser la estructura original construida en la pirámide de Kukulkan en las ruinas mayas de Chichén Itzá, dijeron expertos el miércoles.

El año pasado, los arqueólogos que utilizaron técnicas de imaginación eléctrica encontraron que la pirámide, que también se conoce como El Castillo, fue construida sobre un río subterráneo o cenote.

Los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que una pirámide más pequeña está encapsulada debajo del templo visible.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían detectado una estructura aún más pequeña dentro de las otras dos estructuras. Usando lo que se llama tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o & ldquoERT-3D, & rdquo, encontraron una estructura de 10 metros (yardas) de altura dentro de la pirámide & lsquointermedia & rsquo de 20 metros de altura que estaba cubierta por la última etapa de construcción, quizás alrededor del año 900 d.C.

La arqueóloga Denisse Lorenia Argote dijo: "Si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos acerca de los habitantes del primer período y del lugar".

Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México & rsquos, dijo que la primera estructura puede ser de estilo & ldquopure Maya & rdquo entre 500 y 800 d.C.

El profesor de antropología de la Universidad de California, San Diego, Geoffrey Braswell, que no participó en el último proyecto pero que ha realizado una investigación en Chichén Itzá, dijo que el descubrimiento puede ser nuevo o puede ser una estructura detectada en la década de 1940.

Noticias de actualidad

Braswell dijo que mientras excavaba en la pirámide de capa intermedia en la década de 1940, un arqueólogo encontró una tercera plataforma enterrada dentro de ella.

"El túnel era inestable, por lo que sabemos muy poco sobre esta plataforma", escribió Braswell. & ldquoParece ser mucho más pequeño que las dos pirámides exteriores y no está perfectamente alineado dentro de ellas. & rdquo

La imagen de computadora distribuida por los investigadores también mostró una estructura subyacente que no estaba del todo alineada con las capas posteriores.

Braswell comparó la pirámide de Kukulkán con una muñeca rusa, con cada capa encapsulando a otra. Pero en la parte inferior, puede haber más de una plataforma encapsulada.

"Para complicar más las cosas", escribió Braswell, "la tercera muñeca rusa que se muda puede ser en realidad una de un conjunto de varias muñecas pequeñas que traquetean dentro del mismo caparazón". Simplemente no lo sabemos. & ldquo

René Chávez, investigador de la Universidad Nacional Autónoma y el Instituto de Geofísica rsquos, dijo que la estructura inicial parecía tener una escalera y quizás un altar en la parte superior que puede haber sido rellenado y conservado. La estructura ha sido mapeada, pero no está claro si será excavada.

& ldquoDado que nadie ha excavado esta estructura. Es difícil decir con certeza si es uno de los edificios más antiguos del lugar ”, dijo Braswell. & ldquoPero esto es bastante posible. & rdquo

Publicado por primera vez el 16 de noviembre de 2016/20: 27

& copy 2016 CBS Interactive Inc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido. Associated Press contribuyó a este informe.


Pirámide original encontrada dentro del templo maya

Ciudad de México - Los arqueólogos han descubierto lo que podría ser la estructura original construida en la pirámide de Kukulkan en las ruinas mayas de Chichén Itzá, dijeron expertos el miércoles.

El año pasado, los arqueólogos que utilizaron técnicas de imaginación eléctrica encontraron que la pirámide, que también se conoce como El Castillo, fue construida sobre un río subterráneo o cenote.

Los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que una pirámide más pequeña está encapsulada debajo del templo visible.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían detectado una estructura aún más pequeña dentro de las otras dos estructuras. Usando lo que se llama tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o "ERT-3D", encontraron una estructura de 10 metros (yardas) de altura dentro de la pirámide 'intermedia' de 20 metros (yardas) de altura que estaba cubierta por la última construcción. etapa, tal vez alrededor del 900 d.C.

La arqueóloga Denisse Lorenia Argote dijo que “si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos sobre los habitantes del primer período” del sitio.

Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, dijo que la primera estructura puede ser de estilo "maya puro" entre 500 y 800 d.C.

El profesor de antropología de la Universidad de California, San Diego, Geoffrey Braswell, que no participó en el último proyecto pero que ha realizado una investigación en Chichén Itzá, dijo que el descubrimiento puede ser nuevo o puede ser una estructura detectada en la década de 1940.

Braswell dijo que mientras excavaba en la pirámide de capa intermedia en la década de 1940, un arqueólogo encontró una tercera plataforma enterrada dentro de ella.

“El túnel era inestable, por lo que sabemos muy poco sobre esta plataforma”, escribió Braswell. "Parece ser mucho más pequeño que las dos pirámides exteriores y no está perfectamente alineado dentro de ellas".

La imagen de computadora distribuida por los investigadores también mostró una estructura subyacente que no estaba del todo alineada con las capas posteriores.

Braswell comparó la pirámide de Kukulkán con una muñeca rusa, con cada capa encapsulando a otra. Pero en la parte inferior, puede haber más de una plataforma encapsulada.

“Para hacer las cosas más complicadas”, escribió Braswell, “la tercera muñeca rusa que se muda puede ser en realidad una de un conjunto de varias muñecas pequeñas que traquetean dentro del mismo caparazón. Simplemente no lo sabemos. "

René Chávez, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma, dijo que la estructura inicial parecía tener una escalera y tal vez un altar en la parte superior que puede haber sido rellenado y conservado. La estructura ha sido mapeada, pero no está claro si será excavada.

“Dado que nadie ha excavado esta estructura… es difícil decir con certeza si es uno de los edificios más antiguos del sitio”, dijo Braswell. "Pero esto es bastante posible".

Copyright 2016 The Associated Press. Reservados todos los derechos. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido.


Expertos mexicanos dicen hallada pirámide original en Chichén Itzá

Foto: AP / Israel Leal

Los arqueólogos han descubierto lo que podría ser la estructura original construida en la pirámide de Kukulkan en las ruinas mayas de Chichén Itzá, dijeron expertos el miércoles.

El año pasado, los arqueólogos que utilizaron técnicas de imaginación eléctrica encontraron que la pirámide, que también se conoce como El Castillo, fue construida sobre un río subterráneo o cenote.

Los arqueólogos saben desde hace mucho tiempo que una pirámide más pequeña está encapsulada debajo del templo visible.

Los investigadores dijeron el miércoles que habían detectado una estructura aún más pequeña dentro de las otras dos estructuras. Usando lo que se llama tomografía de resistividad eléctrica tridimensional, o "ERT-3D", encontraron una estructura de 10 metros (yardas) de altura dentro de la pirámide 'intermedia' de 20 metros (yardas) de altura que estaba cubierta por la última construcción. etapa, tal vez alrededor del 900 d.C.

La arqueóloga Denisse Lorenia Argote dijo que "si podemos investigar esta estructura en el futuro, podría ser importante, porque podría informarnos sobre los habitantes del primer período" del sitio.

Argote, del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, dijo que la primera estructura puede ser de estilo "maya puro" entre 500 y 800 d.C.

El profesor de antropología de la Universidad de California, San Diego, Geoffrey Braswell, que no participó en el último proyecto pero que ha realizado una investigación en Chichén Itzá, dijo que el descubrimiento puede ser nuevo o puede ser una estructura detectada en la década de 1940.

Braswell dijo que mientras excavaba en la pirámide de capa intermedia en la década de 1940, un arqueólogo encontró una tercera plataforma enterrada dentro de ella.

"El túnel era inestable, por lo que sabemos muy poco sobre esta plataforma", escribió Braswell. "Parece ser mucho más pequeño que las dos pirámides exteriores y no está perfectamente alineado dentro de ellas".

La imagen de computadora distribuida por los investigadores también mostró una estructura subyacente que no estaba del todo alineada con las capas posteriores.

Braswell comparó la pirámide de Kukulkán con una muñeca rusa, con cada capa encapsulando a otra. Pero en la parte inferior, puede haber más de una plataforma encapsulada.

"Para hacer las cosas más complicadas", escribió Braswell, "la tercera muñeca rusa que se muda puede ser en realidad una de un conjunto de varias muñecas pequeñas que traquetean dentro del mismo caparazón. Simplemente no lo sabemos".

René Chávez, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma, dijo que la estructura inicial parecía tener una escalera y tal vez un altar en la parte superior que pudo haber sido rellenado y conservado. La estructura ha sido mapeada, pero no está claro si será excavada.

"Dado que nadie ha excavado esta estructura, es difícil decir con certeza si es uno de los edificios más antiguos del sitio", dijo Braswell. "Pero esto es bastante posible".


Contenido

Según el Instituto de Arqueología de Belice, el nombre del sitio significa "Agua de Rockstone" y es una aproximación maya yucateca del nombre del pueblo cercano de Rockstone Pond. [2] En maya yucateco, detener es un depósito de agua de piedra o aljibe, y decir ah significa agua. [3] Se ha identificado un glifo emblema antiguo para el sitio, pero actualmente se desconoce su lectura fonética. [4]

En 1961, W.R. Bullard realizó excavaciones dirigidas por el Museo Real de Ontario, en Baking Pot y San Estevan, y aunque no se llevaron a cabo excavaciones, el sitio se llamó inicialmente "Rockstone Pond". En 1963, la actividad de extracción de canteras por parte de los aldeanos locales llevó a la recuperación de un gran colgante de jade tallado de forma elaborada. El actual comisionado de arqueología, Hamilton Anderson, notificó a David M. Pendergast y se realizó un viaje de reconocimiento en 1963. A partir de 1964, un equipo arqueológico dirigido por el Dr. David Pendergast del Museo Real de Ontario comenzó extensas excavaciones y restauraciones del sitio. que continuó hasta 1970. Hubo un total de 40 meses de excavación con una temporada de campo en 1971 de cerámica y análisis de laboratorio. [5]

Altun Ha se encuentra en la llanura costera centro-norte de Belice, en una zona tropical seca. El sitio era muy pantanoso durante su ocupación precolombina, con muy pocas fuentes de agua reconocibles. Actualmente, la única fuente de agua natural reconocible es un arroyo más allá del límite norte del área mapeada. Las fuentes de agua utilizadas durante la ocupación fueron Gordon Pond, que es el embalse principal, y el Campamento Aguada, que se encuentra en el centro del sitio. El sitio puede haber contenido dos chultunes, pero se pierde la procedencia ya que se utilizan en los tiempos modernos. [5]

El sitio en sí consiste en un recinto central compuesto por los Grupos A y B. Los Grupos A y B y las Zonas C, D y E consisten en el área nucleada, con las Zonas G, J, K, M, N que forman parte del área suburbana. . El sitio no contiene ninguna estela, lo que sugiere que las estelas no formaban parte de los procedimientos ceremoniales. Hay dos calzadas registradas, una en la Zona C y otra que conecta la Zona E y la Zona F. La calzada de la Zona C no conecta con ninguna estructura, pero probablemente esté relacionada con la Estructura C13, y quizás se usó con fines ceremoniales. La otra calzada conectaba las dos zonas donde se ubicaban las fuentes de agua, y fue construida por razones topográficas, específicamente para atravesar áreas de terreno pantanoso que podría haber sido intransitable sin pasarelas elevadas. [5]

Altun Ha estuvo ocupada durante muchos siglos, aproximadamente desde el 900 a.C. hasta el año 1000 d.C. La mayor parte de la información sobre Altun Ha proviene del Período Clásico, aproximadamente del 400 d.C. al 900 d.C., cuando la ciudad estaba en su mayor tamaño.

Preclásico Editar

Las primeras estructuras encontradas en Altun Ha, que se encuentran en la Zona C, son dos plataformas redondas que datan de aproximadamente el 900-800 aC, las estructuras C13 y C17. La Estructura C13 contiene restos de postes y varios entierros, mientras que C17 tiene rastros de quema o fuego. La Estructura C13 fue un edificio religioso temprano, y los habitantes de la Zona C tenían un estatus relativamente alto. [6] El Preclásico Tardío tuvo un aumento de población y se construyeron grandes estructuras públicas. La primera de ellas fue la estructura F8 en el año 200 d. C. Aunque esta estructura fue construida a fines del Preclásico, la mayoría de la evidencia arqueológica data del Clásico Temprano. Esta estructura tiene una escalera de dos elementos compuesta por pequeños escalones con salidas de escalera que quizás estaban dedicadas a la innovación. F8 también tuvo un desarrollo de tres etapas.

Edición clásica temprana

Uno de los hallazgos más importantes del Clásico Temprano proviene de la estructura F8, específicamente la tumba F8 / 1. La tumba se colocó aquí unos cincuenta años después de la construcción de la estructura. Contenía los restos de un hombre adulto que fue enterrado con un collar de concha y jade, un par de orejeras de jade, dos discos de concha, un par de perlas, cinco vasijas de cerámica y cincuenta y nueve válvulas de Spondylus conchas. Las cuentas de cabeza de babero en el collar están asociadas con el sur de Mesoamérica. La cerámica en su mayor parte refleja el patrón que se estaba estableciendo en otros entierros en Altun Ha. Sin embargo, sobre el entierro, el techo mostró asociación con el gran sitio mexicano de Teotihuacan. El entierro se coronó con más de 8.000 piezas de restos de pedernal y 163 herramientas formales de pedernal. La ofrenda ritual, o alijo, también contenía cuentas de jade, Spondylus válvulas, dientes de perro y puma, láminas de pizarra y una gran variedad de artefactos de concha. Sin embargo, la clara asociación con Teotihuacan proviene de los 248 objetos de obsidiana verde de Pachuca y los 23 vasijas, cuencos y platos de cerámica. [7] La ​​obsidiana es de la fase Miccaotli o Tlamimilolpa temprana, lo que sugiere que este simbolismo todavía era importante y dominante en Teotihuacan. Esta ofrenda puede ser de importancia para Teotihuacan debido a las asociaciones que el gobernante en el entierro tenía con el centro de México o la asociación que toda la comunidad de Altun Ha tenía con Teotihuacan. [8]

También hay evidencia de contacto y comercio con el otro lado de Mesoamérica en el área intermedia. Una ofrenda en el recinto ceremonial central contenía un recipiente de piedra caliza con tapa sin decorar con objetos de jadeíta, dos perlas, láminas de hematita cristalina, Spondylus cuentas de concha y una cuenta tumbaga de aleación de oro y cobre que representa una garra de jaguar. Este depósito ha sido fechado alrededor de 500. Tradicionalmente, no se creía que los mayas tuvieran oro durante el período Clásico, el oro estaba restringido al Posclásico. Esto se debe en parte a que muchos creían que el oro no se encontraba de forma natural en el área maya, pero investigaciones recientes han demostrado que se puede encontrar oro de placer en los arroyos de la zona de las tierras altas del oeste de Belice. Lo más probable es que los mayas no usaran la metalurgia debido a la falta de técnicas, lo que puede deberse al hecho de que el amarillo en la ideología maya representa la muerte de las plantas y la pérdida de cosechas. Este artefacto también es idéntico a otros artefactos del Coclé en el centro de Panamá. El Coclé tenía una cantidad suficiente de metalurgia por 500, y seguramente jugó un papel en las relaciones comerciales más allá de Panamá. Este descubrimiento también muestra que se establecieron importantes redes comerciales mucho antes de lo que se pensaba. [9]

Edición clásica tardía

En general, los entierros de élite en Altun Ha durante el Clásico Tardío pueden caracterizarse por grandes cantidades de jade. Se han recuperado más de 800 piezas de jade en el sitio. Más de 60 de estas piezas están talladas. El comienzo del Clásico Tardío en Altun Ha tuvo uno de los entierros más interesantes de las tierras bajas mayas. La Estructura B-4 tiene tumbas con muchos artefactos de jade, incluida una gran placa de jade con una serie de veinte glifos en el nivel de construcción de la fase seis. En la temporada de campo de 1968, después de excavar muchas tumbas en la Estructura B-4, también llamada Templo de los Altares de Masonería, la séptima fase de construcción reveló la tumba más elaborada en el sitio apodado "La Tumba del Dios Sol".

La Tumba del Dios Sol Editar

La Tumba del Dios Sol está en la Estructura B-4, también llamada Templo de los Altares de Masonería. La Estructura B-4 está en el Grupo B, que es parte del recinto central en Altun Ha, y tiene una altura de 16 metros. La Fase VII, el nivel donde se encuentra esta tumba, data de aproximadamente 600-650, que se encuentra al comienzo del período Clásico Tardío. La tumba es la séptima y más antigua de B-4, lo que hizo que los excavadores designaran este entierro Tumba B-4/7. [10]

La tumba B-4/7 contenía el esqueleto de un macho adulto con muchas ofrendas. El cuerpo estaba completamente extendido dorsalmente con el cráneo mirando al sur-suroeste. La persona tenía una altura de 170-171 cm, y los materiales esqueléticos recuperados consistían en un fragmento del cráneo, la mandíbula, huesos largos, cinco dientes, dos vértebras, cinco huesos del carpo, las rótulas y varios metacarpianos, metatarsianos y falanges. [10]

La mayor parte de las interpretaciones, la investigación y el interés en esta tumba sin duda se han centrado en los artefactos que estaban contenidos en este entierro en particular. En el estudio inicial, Pendergast clasifica estos artefactos entre perecederos y no perecederos.

Los artefactos perecederos que se encuentran en el entierro que los investigadores pudieron reconocer incluyen una plataforma de madera sobre la que se colocó el cuerpo, pieles de felinos, tela, esteras, cordeles, varillas, objetos estucados, pigmento rojo y arcilla gris. No todos los objetos perecederos han sido interpretados para su uso original en el entierro, pero algunos tienen asociaciones claras. Toda la tumba estaba cubierta de tela, con impresiones textiles en la cerámica. El pigmento rojo se distribuyó por todas partes, con evidencia de él en la mayor parte del jade.

Los investigadores documentaron 43 artefactos no perecederos. Estos incluyen cuencos de cerámica, cuentas de concha, tobilleras de jadeíta, pulseras y perlas, artefactos de pirita y hematita y, lo más destacado de todos, una cabeza de jade tallada del Dios Sol, Kinich Ahau. La cabeza tiene una altura de 14,9 cm, una circunferencia de 45,9 cm y un peso de 4,42 kg. Se colocó en la pelvis del cuerpo, con la cara de la roca de jade hacia el cráneo. [10]

La Tumba del Dios Sol marca el punto de partida para la construcción de la tumba en la Estructura B-4 durante el período Clásico Tardío. La forma inusual de esta tumba muestra los aspectos culturales distintivos de Altun Ha y la zona del Caribe en comparación con los sitios del interior del Clásico Maya. Pendergast sugiere que con tanto jade encontrado en el sitio, la cabeza de jade puede haber sido tallada en el sitio con jade importado. La cabeza de jade gigante también sugiere que este pequeño sitio tenía un fuerte estatus como centro comercial o ceremonial. Pendergast sugiere que esta tumba contenía un sacerdote que estaba asociado con el Dios Sol y que la Estructura B-4 estaba dedicada a esta deidad, basándose en este único artefacto.

Sin embargo, investigaciones más recientes han demostrado que esta interpretación puede ser incorrecta: sugiere que esta cabeza de jade gigante es un dios bufón. Al dibujar esta figura extendida en un plano, la figura de esta talla muestra más semejanza con una deidad pájaro con iconografía de maíz, no con Kinich Ahau. [11] El Dios Bufón es un símbolo temprano del gobierno maya y generalmente se ve iconográficamente en la cabeza, o en este caso, la cabeza de jade.

Con tantos artefactos asociados con esta tumba, está claro que el macho enterrado aquí fue de gran importancia. [12] El argumento del Dios Bufón encaja mejor con lo que representaba esta persona, lo que también se correlacionaría con que esta sea la primera tumba construida en la Estructura B-4.

Terminal Classic Editar

Para el año 700, las modificaciones en el Recinto Central se hicieron más raras, y en la Plaza B solo las Estructuras B4 y B6 se modificaron regularmente, mientras que la Plaza A todavía se estaba modificando ampliamente. En 850, las estructuras B5 y A8 estaban completamente abandonadas. El abandono gradual del sitio comenzó en 800, a excepción de la Zona E, que en realidad alcanzó su pico de uso y ocupación entre 700 y 800. [13]

La Estructura D2 está ubicada en el borde del Recinto Central del sitio y data del Clásico Tardío-Terminal. Esta estructura en particular produjo una hoja bifacial de obsidiana verde de Pachuca en una ofrenda posterior al abandono. La forma, el tamaño y las características de fabricación son muy similares a las que se encuentran en F8. Dos posibles explicaciones para el contexto de este artefacto son que la hoja podría haber sido producida mucho después del declive de Teotihuacan, o fue reutilizada de un período de tiempo anterior.

Posclásico Editar

En el Posclásico, las Estructuras A1 y A5 se utilizaron únicamente para depositar los muertos. A principios del siglo XI, el sitio de Altun Ha estaba completamente abandonado. Durante el Posclásico Tardío después de 1225, sin embargo, hubo una nueva ocupación limitada en Altun Ha que duró probablemente hasta el siglo XV. Las vasijas ceremoniales del Posclásico relacionadas con Lamanai fueron excavadas encima de B-4. [5]

La dieta en Altun Ha era una dieta basada en maíz (C-4), pero también había un gran componente marino en su dieta en comparación con otros sitios en el área maya. Los recursos marinos / arrecifales fueron más importantes aquí que en otras regiones. Entre el Preclásico y el Clásico Temprano, hubo un aumento dramático en el consumo de maíz, lo que los investigadores argumentan es un indicio de un aumento en la agricultura intensiva de maíz al comienzo del Clásico Temprano. Los individuos con el estatus reconocido más alto durante este período de tiempo también tuvieron el mayor consumo de maíz. En el Clásico Tardío, se consumía más maíz en el recinto central que en las zonas exteriores, y la Zona C tenía un mayor grado de recursos arrecifales que en otras áreas. En el Posclásico, se consumía una mayor proporción de animales terrestres, posiblemente ciervos o perros. [14]

Los cachés se encuentran en dos categorías en Altun Ha. La clase más grande se encuentra en estructuras de construcción comunitaria que se dedicaron al ritual público, la segunda ocurre en estructuras residenciales con un enfoque generalmente unifamiliar. El eje principal fue el principal determinante de la posición del escondite en las estructuras de construcción comunitaria. El eje primario funcionó como la principal vía de comunicación con las deidades. En otros contextos públicos y domésticos, hay ofertas que se alejan del eje primario, y esto se basa en una cuestión de exclusión. Los escondites del Preclásico Tardío en Altun Ha pueden ser definidos por la plataforma redonda. Los objetos de jade se vuelven importantes en las ofrendas entre el 450 y el 300 a. C. Las prácticas de almacenamiento en caché del Período Clásico en Altun Ha consistieron en ofertas únicas y muy variadas en contexto con modificaciones estructurales. Los escondites durante este período de tiempo tenían una gran escala de valor ceremonial e hicieron una declaración contundente de la prominencia del sitio. [15]


Contenido

La construcción de Kukulcán ("El Castillo"), como otras pirámides mesoamericanas, probablemente reflejó la práctica común de los mayas de ejecutar varias fases de construcción para sus templos. La última construcción probablemente tuvo lugar entre los años 900 y 1000 d. C., mientras que la subestructura pudo haber sido construida antes, entre 600 y 800 d. C. Con base en investigaciones arqueológicas, la construcción de Kukulcán se basó en el concepto de eje mundi. [3] Los antropólogos piensan que el sitio permaneció sagrado independientemente de cómo se colocó la estructura en el lugar. Cuando se renovó la estructura de un templo o pirámide, la construcción anterior fue destruida mediante un ritual que implicaba resolver el espacio de las fuerzas espirituales para preservar su carácter sagrado. [4] Se estima que esta última construcción data del siglo XI d.C. La pirámide interior más antigua se conoce como la "subestructura".

Después de que se completó todo el trabajo de restauración, se cortó una entrada en la balaustrada de la escalera exterior noreste para proporcionar acceso a los turistas.

En 1566, la pirámide fue descrita por fray Diego de Landa en el manuscrito conocido como Yucatán en la época del encuentro español (Relación de las cosas de Yucatán). Casi tres siglos después, John Lloyd Stephens describió la arquitectura de la pirámide con aún más detalle en su libro. Incidentes de viaje en Yucatán (Incidentes del viaje Yucatán), publicado en 1843. En ese momento, el sitio arqueológico de Chichén Itzá estaba ubicado en una finca, también llamada Chichén Itzá, propiedad de Juan Sosa. Frederick Catherwood ilustró el libro con litografías que representan la pirámide cubierta de abundante vegetación por todos lados. Existen algunas fotografías tomadas a principios del siglo XX que también muestran la pirámide parcialmente cubierta por dicha vegetación.

En 1924, la Carnegie Institution for Science en Washington, D.C. solicitó permiso al gobierno mexicano para realizar exploraciones y esfuerzos de restauración en el área de Chichén Itzá y sus alrededores. En 1927, con la ayuda de arqueólogos mexicanos, iniciaron la tarea. En abril de 1931, buscando confirmar la hipótesis de que la estructura de la pirámide de Kukulcán estaba construida sobre una pirámide mucho más antigua, se inició el trabajo de excavación y exploración a pesar de creencias generalizadas contrarias a esa hipótesis. El 7 de junio de 1932 se encontró una caja con objetos incrustados de coral, obsidiana y turquesa junto a restos humanos, que se exhiben en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México.

El Templo de Kukulcán (El Castillo) se encuentra sobre una cavidad llena de agua, etiquetada como sumidero o cenote. Investigaciones arqueológicas recientes sugieren que una fase de construcción anterior se ubica más cerca del cenote sureste, en lugar de estar centrada. [5] Esta proximidad específica al cenote sugiere que los mayas pudieron haber estado al tanto de la existencia del cenote y lo construyeron a propósito allí para facilitar sus creencias religiosas. [6]

Después de un extenso trabajo de excavación, en abril de 1935, se encontró dentro de la pirámide una estatua de Chac Mool, con sus uñas, dientes y ojos con incrustaciones de nácar. La sala donde se hizo el descubrimiento recibió el sobrenombre de "Salón de las ofrendas" o "Cámara Norte". Después de más de un año de excavación, en agosto de 1936, se encontró una segunda habitación, a escasos metros de la primera. Dentro de esta sala, apodada la "Cámara de los Sacrificios", los arqueólogos encontraron dos filas paralelas de huesos humanos incrustados en la pared trasera, así como una estatua de un jaguar rojo. Ambos depósitos de restos humanos se encontraron orientados al norte-noreste. Los investigadores concluyeron que debe haber una pirámide interior de aproximadamente 33 m (108 pies) de ancho, de forma similar a la pirámide exterior, con nueve escalones y una altura de 17 m (56 pies) hasta la base del templo donde el Chac Mool y se encontraron los jaguares.

Lo que parece ser un trono (conocido como el "Jaguar Rojo") fue descubierto en la habitación descrita como la sala del trono. Anteriormente se suponía que el trono del jaguar estaba decorado con pedernal y discos de piedra verde, pero investigaciones recientes han determinado que el jaguar está compuesto de materiales altamente simbólicos y valiosos para el significado ritual. Se utilizó el uso de fluorescencia de rayos X (pXRF) para determinar que la escultura está pintada de rojo con un pigmento que incluye cinabrio o sulfuro de mercurio (HgS). [7] El cinabrio no estaba en las proximidades accesibles de Chichén Itzá, por lo que su transporte a través del comercio de larga distancia le habría dado un gran valor. [7] Además, el color rojo parece haber sido significativo para el simbolismo cultural maya.Está asociado con la creación de vida, así como con la muerte y el sacrificio. [8] Los estudios sugieren que los objetos de la cultura maya estaban imbuidos de esencia vital, por lo que la elección de pintar el jaguar de rojo puede ser un reflejo de estas creencias, considerando al jaguar como una ofrenda. [9] El alto estatus asociado con el pigmento cinabrio y su tono rojo sugieren que el jaguar estaba relacionado con la importancia ritual de cerrar un templo para la renovación. [10]

Los cuatro colmillos del jaguar rojo han sido identificados como conchas de moluscos gasterópodos (Lobatus costatus) utilizando un microscopio digital y análisis comparativo de expertos en malacología del Instituto Nacional de Antropología e Historia. También se cree que las conchas son otro recurso valioso que puede haber sido comercializado con Chichén Itzá. [11] Las piedras verdes se analizaron y se determinó que eran una forma de jadeíta. [12] La jadeíta era valiosa económica y socialmente, y la adquisición y aplicación del material es indicativa del acceso que tenía Chichén Itzá a lo largo de sus rutas comerciales. [13]

Los estudios arqueológicos indican que el jaguar rojo es similar a otras representaciones de tronos que se encuentran en los murales mayas (Templo de Chacmool), por lo que quienquiera que estuviera sentado en este trono podría haber estado accediendo al punto de eje mundi, que es esencial para los elementos y su relación con el sistema cosmológico. [14] El uso simbólico de materiales relacionados con el inframundo y la muerte también sugiere que actuó como una ofrenda para cerrar ritualmente el templo. [15]

La ubicación de la pirámide dentro del sitio se encuentra directamente sobre un cenote o cueva de agua, y está alineada en la intersección entre otros cuatro cenotes: el Cenote Sagrado (norte), Xtoloc (sur), Kanjuyum (este) y Holtún (oeste). ). Esta alineación apoya la posición del Templo de Kukulcán como un eje mundi. [16] Los lados oeste y este del templo están en ángulo con la puesta del sol cenital y la salida del sol nadir, lo que puede corresponder con otros eventos del calendario como el inicio de las temporadas tradicionales de siembra y cosecha. [17] Sin embargo, es probable que una correspondencia aproximada con las posiciones del Sol en sus pasajes cenit y nadir sea una coincidencia, porque muy pocas orientaciones mesoamericanas coinciden con estos eventos e incluso para tales casos, es mucho más probable que se den explicaciones diferentes. [18] Dado que las fechas de salida y puesta del sol registradas por las orientaciones solares que prevalecen en la arquitectura mesoamericana, tienden a estar separadas por múltiplos de 13 y 20 días (es decir, de períodos básicos del sistema calendárico), y dado su agrupamiento en ciertas estaciones del año. año, se ha argumentado que las orientaciones permitieron el uso de calendarios de observación destinados a facilitar una programación adecuada de las actividades agrícolas y rituales afines. De acuerdo con este patrón, detectado tanto en las Tierras Bajas Mayas [19] como en otras partes de Mesoamérica, [20] la cara norte (y principal) del templo de Kukulcán en Chichén Itzá tiene un azimut de 111,72 °, correspondiente a los atardeceres de mayo. 20 y 24 de julio, separados por 65 y 300 días (múltiplos de 13 y 20). Significativamente, las mismas fechas están registradas en un templo similar en Tulum. [21]

Alrededor de 2006, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que administra el sitio arqueológico de Chichén Itzá, comenzó a cerrar monumentos al público. Si bien los visitantes pueden caminar a su alrededor, ya no pueden escalarlos o ingresar a las cámaras. Esto siguió a un escalador que cayó y murió. [22]

Investigadores [ ¿Quién? ] descubrió un enorme cenote (también conocido como sumidero) debajo del templo de Kukulcán, de 1.000 años de antigüedad. El sumidero que se forma debajo del templo tiene aproximadamente 82 por 114 pies (25 por 35 metros) y hasta 65 pies (20 metros) de profundidad. Se piensa que el agua que llena la caverna [ ¿por quién? ] para correr de norte a sur. También encontraron una capa de piedra caliza de aproximadamente 4,9 metros (16 pies) de espesor en la parte superior del cenote, sobre la que se asienta la pirámide.

Reciente [ ¿Cuándo? ] Las investigaciones arqueológicas han utilizado la tomografía de resistividad eléctrica (ERT) para examinar la secuencia de construcción de Kukulcán. [23] Para preservar el sitio de posibles daños, los electrodos se colocaron de forma no tradicional como detectores de base plana alrededor del cuadrilátero de los cuerpos piramidales. Después de que se probó cada cuerpo piramidal, los datos revelaron dos fases de construcción previas dentro de Kukulcán con un posible templo en la parte superior de la segunda subestructura. La determinación de las fechas en que ocurrieron estas construcciones proporcionará períodos de tiempo en los que Chichén Itzá pudo haber estado significativamente ocupada. [24]


Ver el vídeo: Descubrimiento en Chichén Itzá Parte 2